miguelwitte.com

volver a la página principal - zurück zur Startseite

   

Prefacio
Manuela Molina Molina

Profesora y Jefa de Departamento de Francés del I.E.S. Santa Engracia - Linares

Los "Consejos prácticos para aprender" en clase de tutoría: una experiencia educativa

“Todo lo que necesitas para estudiar y trabajar en una materia debe estar preparado en el lugar de trabajo, pero sólo esto y nada más. … Si estas haciendo ejercicios de matemáticas, necesitas el libro de ejercicios y el cuaderno, así como compás, lápices, goma de borrar y calculadora porque un lugar de trabajo desorganizado encierra muchas distracciones e impide que nos concentremos exclusivamente en un único asunto.”
(Consejo práctico para aprender titulado “La tarde de un alumno”)

 

Esto naturalmente nos parece de sentido común, obvio, lo damos por supuesto los docentes pero…esta conclusión es para muchos de nuestros alumnos una novedad.

Sigamos con otro ejemplo:


“Para que una lectura sea efectiva, hay que tomar por lo menos algunos apuntes” y “hay que apuntar el contenido más importante en oraciones cortas o también sólo en palabras claves”
(Consejo práctico para aprender: “¿Cómo leen los lectores expertos?”: )

 

Para nosotros, profesores, curtidos durante largos años en universidades, exámenes y oposiciones esto era el pan académico de cada día, pero para muchos de nuestros alumnos esto por ahora es una novedad. No sólo los contenidos que les enseñamos son nuevos para ellos, todavía les queda otra asignatura por aprender que no consta aún en ningún currículo, pero que es igualmente clave: Saberse las técnicas de estudio que les ayuden a sacar el máximo partido de sus capacidades.

En base a mi observación puedo decir que muchos alumnos se enfrentan a tareas de estudio y aprendizaje de forma poco organizada y carecen de nociones básicas para planificarse en sus tareas escolares y esto no porque sean malos estudiantes, sino por que simplemente no se les ha enseñado.

De ahí la necesidad de impartir los contenidos que giran alrededor de las técnicas de estudio a modo de contenido transversal. En mi opinión el lugar idóneo para impartir esta materia es la clase de tutoría, ya que acompaña al alumno en su estudio y puede desde esta óptica, ofrecer asesoramiento en cuanto a técnicas de estudio que hagan que el alumno se enfrente a tareas de estudio y de aprendizaje de forma organizada y planificada y que obtenga resultados que hagan, no sólo que alcance calificaciones satisfactorias, sino que él mismo incremente su autoestima y su autoconfianza en relación con la escuela, en definitiva: que se sienta bien.

Con ese objetivo se presentan los 22 Consejos para aprender que no en vano se denominan “prácticos” porque cada uno de ellos sirve realmente para ser llevado a la práctica. Desde luego no se trata de un rosario de santos propósitos o de una aburrida colección de refranes a modo de “El saber no ocupa lugar”. Todo lo contrario. Su lectura es sumamente refrescante porque nos hace ver por donde va el itinerario del proceso de aprender: ¿Cómo se aprende una lista de vocablos ingleses y los acontecimientos históricos de una determinada época? ¿Cómo trabaja el cerebro para almacenar contenidos? ¿Qué hacer para anclar contenidos de forma duradera en la memoria? ¿Qué hacer contra errores que se repiten constantemente? ¿Cómo planificarse el tiempo? ¿Cómo utilizar el ordenador para aprender? ¿Cómo superar la sensación de miedo o de falta de concentración?

La lectura de estos “Consejos” me ha resultado amena, entretenida y enriquecedora. Ha sido una especie de incursión en temas de máxima importancia. Comprendí su utilidad y quise llevarlos a clase. De ahí me vino la motivación de redactar para cada uno de estos consejos unas preguntas didácticas, como pequeño punto de reflexión.

• Deseaba disponer de estos Consejos a modo de unidades completas

• Mi intención era evitar por todos los medios una simple lectura superflua.

• Pretendía una lectura atenta que buscaba la inmersión en el contenido y que reforzara los aspectos más importantes de cada uno de los “Consejos prácticos para aprender”

• Quería además, conseguir que los alumnos reprodujeran los contenidos más importantes con sus propias palabras.

Trabajar los “Consejos prácticos para aprender” ha sido una grata experiencia. Pude comprobar que los alumnos eran receptivos a este tema y que la lectura les resultaba útil. Las respuestas obtenidas a mis preguntas han servido como base para debatir en clase el contenido de cada uno de los consejos. En esta página web he reflejado las respuestas obtenidas por los alumnos a cuatro consejos prácticos para que el profesor interesado pueda de antemano hacerse una idea aproximada del resultado.

Me gustaría animar a mis compañeros a trabajar con este material y compartir sus experiencias. El correo electrónico y la página web pueden ser vías muy eficaces para tal fin.


 

   

volver a la página principal - zurück zur Startseite

index | mail | sitemap | about